Sopa de verduras, quinoa y manzanilla


Amanda, nuestra nutricionista recién licenciada  me va a matar. Me he saltado todos los controles de la dieta todos los días y no contento con eso  el domingo voy y hago  uno de los mejores arroces que se recuerdan en Chamberí. Era un arroz con verduras, jamón ibérico y foie. Los ultras de las paellas como dios manda me quieren linchar y me insultan por la calle llamándome Judas (como aquel concierto de Bob Dylan) pero a mi plín. Los vecinos decentes aplaudían y pedían su ración pero me negué en rutondo (redondo + rotundo pero más todavía), teníamos invitados y no era cuestión.

Sopa de verdura, quinoa y manzanilla

Para compensar Amanda me ha obligado a hacer una receta que no tenga prácticamente calorías y  nada mejor con esta ola de frío que una buena sopa de verduras.

 

Me encantan las sopas, sobre todo la de cocido, la sopa de Navidad de mi casa y la sopa miso, pero  todas en general, los ramen japoneses, la minestrone, la de pescado y todo tipos de cremas, María las clava.

La receta de hoy es muy fácil, hacéis un caldo con todas las verduras que tengáis a mano, un poco de gallina, jamón (yo no tenía que se lo eché al arroz) o algún hueso de ternera, luego en vez poner fideos utilizáis quinoa (es un chute de proteínas vegetales, súper alimento que está de moda) y luego para alegraros la vida y darle un toque tipical spanish un chorrito de manzanilla extra, que es lo mejor del mundo, Martina nos la manda con amor desde Sanlúcar.

Sopa de verdura, quinoa y manzanilla.

Para el caldo unos (2 litros aprox.)

  • 4 zanahorias
  • 1 nabo
  • 1 cebolla grande
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 trozo de calabaza
  • 1 puerro
  • 1 hoja de apio
  • ½ repollo
  • 1 buen trozo de gallina
  • 1 hueso de jamón o terenera
  • Pimienta en grano
  • Cilantro en grano
  • Romero

Para la quinoa

  • Quinoa, una taza pequeña por comensal
  • Caldo o agua en la misma cantidad

Rehogar bien la gallina, el jamón y la cebolla a fuego vivo, que se tuesten. Luego añadir las verduras cortadas en trozos bien grandes lo dejáis 3-4 horas a fuego bajo pero que hierva aquí está el truco de todo buen caldo que hierva pero que no se vuelva loco. En la olla rápida que hierva y lo bajáis al 2 o al 3 (sobre 9) durante 2 horas. Cuando termine añadir la pimienta y el cilantro en grano tostándolo un poco antes, añadir también el romero, lo dejáis media hora.

Mientras se hace el caldo cocéis la quinoa, yo lo hice con un poco de caldo y tarda como 10 minutos o menos si la tapáis.

Para rematar solo tenéis que añadir una esferificación perfecta que se llama yema de huevo, la quinoa y un chorro al gusto de la manzanilla.

Esta de muerte, te pone a tono el cuerpo y hecho un toro.

Besos y abrazos.

Eduardo Madrid del Olmo

Redactor Jefe de Cocinahoy, la mejor revista del mundo de la gastronomía.

Anuncios